Las marcas de Lactalis y Capsa serán retiradas este fin de semana de ciertos supermercados gallegos

Según informa Unións Agrarias a través de un comunicado las principales cadenas de distribución alimentaria que operan en Galicia retirarán de sus lineales las marcas de leche líquida de las empresas Lactalis y Capsa mientras no apliquen subidas en las cotizaciones que les pagan a los ganaderos de acuerdo a los costes de producción que están sufriendo. Después de varias rondas de reuniones a lo largo de los últimos días, las grandes compañías de distribución entendieron que la actitud de estas dos industrias era completamente insolidaria. Así desaparecerán de las grandes superficies por unos días los bricks de las marcas Larsa, President, Puleva, Ram, etc.

Unións Agrarias está manteniendo una línea de acciones sindicales enfocadas a señalar a las empresas que no les permiten a los productores trasladar al precio de leche en origen parte de los brutales costes de producción que están sufriendo las explotaciones. Para la organización no cabe otra estrategia tras lograr que la distribución haya aceptado incrementar el precio de venta al público y que luego esa subida no se traslade a los ganaderos.

Para UU. AA. Capsa y Lactalis son por el lugar que ocupan en la FENIL y en la Interprofesional Láctea, así como por el importantísimo volumen de recogida que representan en Galicia, las principales culpables de la nula rentabilidad de las granjas lácteas a pesar de las grandes ganancias que están obteniendo por la comercialización de productos industriales. Consideran que las concentraciones llevadas a cabo en Vilalba y Outeiro de Rei supusieron un primer escalón en la escalada de un calendario de actuaciones cada vez mas contundente para revertir una situación en la que los ganaderos de leche, según el Estudio de la cadena de valor de la leche del Ministerio de Agricultura, están pagando un 26 % más por los costes de producción. Confirman que esta situación da como resultado que, si de promedio este año una granja cobró por la leche 33,30 cts/l, resulta prácticamente imposible poder mantener la actividad.

Desde el sindicato finalizan subrayando que en el último año el precio medio del litro de leche cobrada por los ganaderos gallegos fue case 1 céntimo menor que el promedio nacional, una cifra que ya sitúa a las granjas de la comunidad en un contexto de venta a pérdidas que se agravó en los últimos meses con el aumento de los costes de producción. Recuerdan además que, a pesar de cobrar los precios más bajos del estado, los ganaderos gallegos producen leche de calidad superior, con un porcentaje de materia grasa por encima del promedio estatal, un dato de especial relevancia debido a la revalorización de la mantequilla registrada en los últimos meses, que sitúa la rentabilidad que las industrias obtienen de la leche gallega por encima de la media. UU. AA. hace un llamamiento a los operadores del sector a cumplir el establecido en la Ley de Cadena donde claramente señala que no puede existir la venta a pérdidas entre los distintos agentes en el escalado de valor de la leche.