MODELO LELY DE GRANJAS XL

La filosofía Lely para el ordeño en grandes explotaciones (V): los nueve toques a las vacas y el uso de las áreas de separación

En Lely siempre se piensa y se trabaja alrededor de la vaca, buscando, además, facilitar el trabajo diario a los ganaderos dentro de sus granjas. La multinacional holandesa le da mucha importancia a que las vacas estén cómodas, pero también a que lo estén las personas que tienen que realizar alguna tarea con ellas, por lo que esta máxima va a guiar siempre el trabajo de nuestra marca. Lo contamos en este reportaje publicado en Vaca Pinta 42

Para acomodar lo mejor posible a los animales dentro de una cuadra y para facilitar la labor que desempeñan los ganaderos dentro de ella, es muy importante el diseño y pensar cuál va a ser el manejo y trabajo diario dentro de la explotación.
Desde Lely se afirma que las vacas no tienen tiempo, ya que están ocupadas durante casi todo el día en lo que mejor saben hacer, que es producir leche, por lo que es necesario simplificarles todo el trabajo posible a los animales el resto de las horas que tienen libres. Para todo esto el tráfico libre de Lely es fundamental, ya que se obtiene una óptima respuesta del animal y una mejor producción, con un menor trabajo del ganadero. 
Para facilitar las tareas que estos tienen que hacer con los animales, son fundamentales unas buenas áreas de separación que permitan un manejo más adecuado de las vacas. En estas áreas de separación es en donde se debe centrar todo el trabajo. Con ellas se pretende que a la vaca se le genere el menor estrés posible en su día a día. 
Cuando hablamos de granjas XL, ganaderías con más de 500 animales en ordeño, es muy importante una buena gestión que mejore la eficiencia diaria de la explotación y, por tanto, el rendimiento económico que obtienen los ganaderos de sus animales.
Para las labores diarias todo debe estar debidamente protocolizado, de manera que el trabajo que se realice sea sencillo y, sobre todo, muy eficiente. Al final, siempre se habla de un triángulo sobre el que gira todo dentro de una ganadería: las vacas, la gente y la tecnología. 



Para que este triángulo funcione a la perfección, las vacas han de ser libres para hacer lo que quieran durante todo el día y aprovechar su tiempo de la mejor forma posible. Para ello, el tráfico libre de Lely es la solución. Además, los empleados de la granja y los ganaderos deben saber lo que hay que hacer durante toda la jornada, para lo que es necesario establecer unos protocolos de trabajo que faciliten las tareas diarias. Todo ello irá ligado a la tecnología de Lely y a la información que nos dan los robots Lely Astronaut a través del software de gestión Lely Horizon.

LOS TRABAJOS CLAVE DURANTE LA LACTACIÓN
Las tareas que se deben realizar con las vacas en Lely se denominan “toques” y se realizarán, por lo general, en las áreas de separación, diseñadas para llevar a cabo estas funciones con los animales. Los toques en la lactación de una vaca son nueve:



Uno.La vaca pare, es cuando la vamos a atender en el parto para que no tenga ningún problema. La zona de partos estaría en una de las áreas de separación, cerca de los robots de ordeño Lely Astronaut.
Dos.Limpiar los cuartos de la ubre. Se va a intentar que no haya restos de ninguna medicación del secado y, una vez que la ubre esté limpia, se pasa al tercer toque.
Tres.Primer ordeño. Con los robots Lely la vaca estará cómoda, y gracias a los Lely Astronaut A5 la vaca se conectará sola debido a la autoalineación de su brazo híbrido. Una vez que realice el primer ordeño, lo que se hará es devolverla al área de separación, si se quiere estar pendiente de ella los primeros días de la lactación. Cuando la rumia se recupere y se sitúe en más de 400 minutos diarios, a los 5 o 10 días, se trasladará al grupo principal. 
Por lo general, las vacas deben estar en el grupo principal, no hay que moverlas durante su lactación. Cuando una vaca necesite algo o tenga algún problema, se echará mano de las áreas de separación, que es donde realmente se realizará el trabajo diario de la granja. 


Según la marca holandesa, a las vacas se les han de hacer nueve toques a lo largo de una lactación y para ello el uso de las áreas de separación se vuelve fundamental para el manejo y trabajo diario

Cuarto.Inseminación. Cuando el collar de la vaca avise de que el animal está en celo, se llevará a cabo la inseminación. Se puede realizar en el área de separación, en una zona debidamente adecuada para ello.
Cinco.Control de reproducción. Una vez que la vaca está inseminada, se realiza un control para saber si está realmente cubierta y si no hubo ninguna reabsorción en la fertilidad de los animales.  
Seis.Podología. Recorte de pezuñas. Si necesitamos realizar algún ajuste o intervención en la pata de alguna de las vacas, se puede hacer directamente en el área de separación sin molestar a ninguno de los animales que están en el lote principal de la granja. 
Siete. Vacunación. Si se quiere vacunar a los animales a lo largo de su lactación, podemos hacerlo siempre desde el área de separación, facilitando y simplificando el trabajo que se lleva a cabo con los animales. 



Ocho. Secado. Para secar a una vaca, el área de separación es fundamental. Allí se puede tener a la vaca comiendo la ración de las secas y hacerle un último ordeño donde el animal ya reduzca su producción de leche diaria. El secado no se hará en el robot. Los robots de Lely no tienen foso, porque no lo necesitan, por lo que el secado se realizará en una zona donde poder aplicar ese tratamiento de forma cómoda tanto para el animal como para el ganadero.
Nueve.Tratamiento de pezuñas. Se puede volver a revisar a las vacas que se secan para ver que estén bien de patas y garantizar de esta forma que no tengan futuros problemas ni complicaciones, por lo que se puede programar otro recorte de pezuñas. 
Estos son los nueve toques que se deben realizar a las productoras durante la lactación. El resto de las vacas pasan desapercibidas en el grupo principal. Desde Lely siempre se dice que cuando nuestros animales están en el grupo principal, todos los días deben ser domingo, centrando todas las tareas alrededor de la vaca, que debe estar siempre lo mejor posible, porque, cuanto mejor esté ella, mejor estarán el ganadero y los empleados que trabajen dentro de la explotación. 

Si quieres saber más sobre el modelo de Lely para robotizar grandes explotaciones de leche, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de correo electrónico: elmodelolelyparalasgrandesexplotaciones@cor.lelycenter.com y recuerda que una vaca feliz es una vaca más productiva.