Delagro consigue la certificación ecológica de sus calizas magnesianas y lanza su PLAN MAGNICAL®

La Comisión Europea publicó en mayo de este año la Estrategia «De la Granja a la Mesa» para un sistema alimentario justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente que plantea, entre muchas otras actuaciones, reducir y optimizar el uso de fertilizantes.

Delagro, que entre otras muchas actividades desarrolla la producción de fertilizantes, acaba de obtener para sus calizas magnesianas el certificado ecológico y, aprovechando la coyuntura, presenta la herramienta en la que ha estado trabajando durante este año, el denominado PLAN MAGNICAL® y MÉTODO CALGREEN®.

Estos planes agronómicos, que se presentarán mañana por videoconferencia a más de 50 técnicos agronómicos de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Euskadi y Portugal, suponen un planteamiento profesional al agricultor para optimizar al máximo los aportes de fertilizantes, valorando cada unidad fertilizante disponible en el suelo y, de esta manera, reducir sensiblemente sus costes de explotación y la incidencia medioambiental. Estos planes contemplan no solo la acidez del suelo, como se venía haciendo hasta ahora, sino que también tiene en cuenta la cantidad de aluminio en el suelo, que reduce considerablemente el rendimiento y la calidad de los cultivos. De esta manera se pretende:

  1. Corregir el pH de los suelos
  2. Disminuir la concentración de aluminio tóxico presente
  3. Solubilizar los nutrientes del suelo para su aprovechamiento

El PLAN MAGNICAL® y el METODO CALGREEN® de Delagro complementa al software de nutrición vegetal PROFER® desarrollado hace algunos años por la cooperativa agroalimentaria junto con la Universidad de Santiago, que pone en valor el racionamiento adecuado de nutrientes en los cultivos.

Más información en la nota de prensa emitida por Delagro